A falta de E3 buenos son los eventos digitales